Para contactar con ADICOMT

Aplicaciones

En la actualidad, la impresión 3D tiene numerosas aplicaciones, permitiendo satisfacer variadas necesidades según el área de que se trate. Estos son algunos de los usos más importantes en las diferentes áreas empresariales son:

En el campo de la arquitectura y el diseño de interiores la impresión 3D se focaliza en la creación de maquetas para construcciones de diferente índole, proporcionando un modelo rápido que sustituye a las antiguas maquetas realizadas a mano y que conllevaban una gran cantidad de tiempo. También se están empezando a realizar construcciones usando impresoras de gran envergadura que permiten trabajar con materiales óptimos para la construcción.

En el campo de la agricultura y la ganadería se está generalizando el uso de la fabricación aditiva en la creación e investigación de nuevas técnicas de riego o para el marcado de reses y la creación de elementos biodegradables aptos para el consumo animal y que no comprometan riesgo para el posterior consumo humano.

En el ámbito sanitario, la impresión 3D está cubriendo las necesidades de prótesis y ortopedia, permitiendo la realización de las mismas a un coste mucho más reducido que las actuales prótesis que se pueden encontrar en el mercado y con las mismas funcionalidades que estas. Además, la impresión 3D está permitiendo un rápido avance de otros sectores como el odontológico, a través de fundas y moldes que se crean en cuestión de horas, en contraste con las semanas que pueden tardar actualmente.

La ingeniería, en prácticamente todas sus ramas, es uno de los principales focos a los que se dirige la impresión 3D, ya sea en mecánica, electrónica, química, aeroespacial, etc. La impresión 3D ha permitido una reducción en los tiempos de fabricación de las piezas necesarias, tanto en modelos finales como en prototipos. Esta tecnología permite a las empresas generar piezas para probar en sus modelos sin tener que recurrir a moldes o piezas de muy alto coste de las cuales no se tiene la certeza de que vayan a ser funcionales en sus procesos.

Existen otros sectores que demandan en la actualidad la impresión 3D para realizar diferentes tareas, ya sea en joyería para prototipos y modelos, o para la reproducción de piezas no fabricadas en la actualidad. En el sector artístico se está empleando para la realización de piezas de gran complejidad estructural.

La industria del ocio es uno de los grandes nichos de mercado para la impresión 3D, principalmente debido a la personalización de juguetes, maquetas, robótica, etc, ámbitos en constante evolución y que generan anualmente, según la Asociación Española de fabricantes de juguetes, mas de 500 millones de euros según datos de 2011, lo cual hace que las posibilidades en dicha industria sean muy amplias.

En el sector educativo, la fabricación aditiva está cobrando fuerza día a día gracias a la inclusión de impresoras 3D en los centros escolares, lo cual permite a los educadores mostrar modelos anatómicos a muy bajo coste, la creación de complejas estructuras mecánicas, diseñar edificaciones didácticas, robótica y un largo sin fin de aplicaciones. Cabe citar además que las propias impresoras 3D y los programas usados para el modelado son además parte de la educación misma, permitiendo a los centros escolares preparar a sus alumnos en mecánica, electrónica y diseño.

 

POTENCIALES APLICACIONES A LAS EMPRESAS UBICADAS EN EL MEDIO RURAL

El uso de la fabricación aditiva en empresas del medio rural debe estudiarse desde la perspectiva de sus posibles uso  en dicho medio, y teniendo muy en cuenta la importancia que supone el sector primario .

En lo que a las empresas agrícolas y ganaderas se refiere, (y aquellas dedicadas a ofrecer servicios a éstas) podemos encontrar infinidad de aplicaciones que pueden ayudar al ahorro de tiempo y costes, generando grandes ventajas competitivas.

En primer lugar, la fabricación aditiva en la agricultura está ayudando a la investigación y desarrollo de una actividad más sostenible mediante la creación de herramientas que permitan una mejor gestión del agua, la creación de elementos biodegradables capaces de integrarse de forma simple dentro de los actuales cultivos permitiendo además sustituir aquellos que generan residuos y empeoran la calidad de los cultivos. Otro de los usos dentro de la agricultura es la creación de elementos para huertos hidropónicos, lo que abarata costes y permite la reposición y mejora de los elementos que existen actualmente.

En la ganadería encontramos también una gran variedad de usos, como la creación de herramientas compuestas para el procesamiento de alimentos. En el área veterinaria la impresión 3D puede ser empleada de forma muy similar que en la medicina humana, por ejemplo para la creación de prótesis o el testeo bactericida de las diferentes especies.

Pero la fabricación aditiva puede también ayudar a las empresas de suministros agrícolas y ganaderos, ya sea mediante la reposición de piezas para la maquinaria de sus procesos, investigación de prototipos de nueva implantación y un largo número de aplicaciones.

En otras áreas del medio rural, existe una variedad de empresas y comunidades que pueden incorporar o ya han incorporado la fabricación aditiva a sus procesos. Dentro de las áreas rurales históricamente han predominado los trabajos artesanales, como la carpintería, la cual puede apoyarse en la impresión 3D para la creación de ciertos modelos imposibles de realizar bajo las técnicas actuales y empleando para ello derivados de materiales basados en la madera.

Otro área de gran importancia del medio rural en el que la fabricación aditiva puede ayudar en gran medida es el mundo educativo, permitiendo la fácil reproducción de elementos y ejemplos que pueden ser de difícil acceso a los centros educativos, los cuales se pueden reproducir a un bajo coste y con gran velocidad dentro del propio centro. Además, la inclusión de la impresión 3D en los centros educativos ayuda a la creación y prospección de nuevas áreas de empleo y añade posibilidades laborales a los estudiantes e investigadores de dichos centros.

El turismo rural es otra de las fuentes de ingresos del medio rural rurales en el que la fabricación aditiva puede por ejemplo facilitar y agilizar la creación de recuerdos personalizados atractivos para los visitantes, implementando de este modo la visibilidad exterior de la comarca.

Abriendo el abanico de posibilidades de la fabricación aditiva a todas las áreas que se encuentran presentes tanto en el medio rural como en el resto de medios las aplicaciones pasan a ser infinitas y en una gran variedad de áreas: Medicina, arquitectura, ingeniería, ocio, construcción, solo por citar algunos. Estas áreas también se encuentran en el medio rural, siendo por tanto importante citarlas y tenerlas en cuenta.