GARCIAZ

 

Garciaz limita al norte con Aldeacentenera y Madroñera, al sur con Zorita y Logrosán, al este con Berzocana, Rotura, Cabañas del Castillo y Navezuela y al oeste con Conquista de la Sierra y Herguijuela.

Principales ejes de acceso:

Carretera EX-208. Plasencia – Zorita, nos desviamos hacia Conquista y atravesando el pueblo tomamos la carretera que va hacia Garciaz.

Carreteras locales:

Las carreteras comarcales que encontramos en esta localidad son:

Garciaz – Berzocana.

Garciaz – Aldea Centenera – Torrecilla de la Tiesa.

Garciaz – Madroñera.

El entorno geográfico de Garciaz está caracterizado por su situación montañosa; tiene acusadas pendientes de las cuales, más de la mitad, se encuentran por encima de los 700 metros y superan el 20 % de inclinación. Concretamente Garciaz está situado a 670 m. sobre el nivel del mar aunque alcanza los 1124 m en el Venero, 1000m en el Cerro de Pedro Gómez y los 920 m en la Sierra de la Buitrera.

Al Este el cerro del Sombrete con 907’05 metros. Al Oeste los cerros de Valdeagudo (785’5 metros), Butrera (920,3 metros), el cerro de los Castillejos, cerro del Valdejuellas. Al Sur la sierra de Pedro Gómez.

La Temperatura media de verano está en torno al los 23,9º C, mientras que la de invierno desciende hasta los 7,0º C.

Patrimonio arquitectónico

Iglesia Parroquial (S. XV) En el edificio parroquial podemos contemplar que se dan citas dos etapas constructivas diferentes:

La más antigua es la cabecera en donde se conservan pilastras y arcos torcal apuntado con molduras y baquetones góticos de finales del siglo XV. La primitiva cubierta del ábside fue sustituida en el siglo XVII por otra de cañón con lunetas.

En el siglo XVI, se producen las principales transformaciones y reformas cuyo promotor será D. Gutierre de Vargas Carrajal, sus armas y blasón pueden contemplarse en distintos lugares de la Iglesia.

Se pueden apreciar materiales como la mampostería y la pizarra, con sillería en esquinas, contrafuertes, fachadas y recerco de vanos.

El interior consta de una sola nave de tres tramos, con arcos descansando sobre ménsulas bien labradas y bóvedas de crucería con terceletes. Las capillas laterales, sacristía y baptisterio se cubren con bóveda de cañón de sillería. A los pies, el cero descansa sobre bóveda de crucería.

Tres portadas permiten el acceso al interior del templo. Las dos laterales de mediados del siglo XVI, están constituidas por jambas y arco de medio punto cajeados. Se flanquean por columnas de capitel jónico apeadas sobre plinto. Rosetas y conchas aparecen en los casetones del entablamento y escudos del obispo Vargas Carvajal en las enjutas.

La puerta de los pies es ya de finales del siglo XVI, manierista, con arco de medio punto y sillares almohadillados.

El retablo es de estilo neogótico. En  la hornacina central aparece una talla de madera policromada que representa a Santiago Peregrino. En el remate, una pequeña imagen de San Miguel, ambas del siglo XVIII.

Dos retablillos modestos se encuentran en la nave, ambos del siglo XVIII. El de la epístola con una interesante imagen de Santa Ana tallada en madera y policromada, del siglo XVI, y dos pequeñas tallas de Sebastián y San Blas, de comienzos del siglo XVII.

En el lado del evangelio, resalta un friso de azulejos talaveranos del siglo XVIII, donde se representa la Anunciación.

Al lado, un frontal de azulejos de tonos azules y amarillos, con el motivo de la Virgen del Rosario, de 1.600.

En el lado de la epístola, encontramos un retablo con una talla policromada de Jesús muerto en la Cruz, de principios del siglo XVII al igual que el retablo.

La pila bautismal es del siglo XVI y la copa es gallonada.

Encontramos en la sacristía un conjunto de tallas de maderas, entre las de mayor calidad pueden citarse Virgen con el niño, obra de finales del siglo XV. A su vez, destaca el busto de Ecce Homo, así como la imagen de la Inmaculada, sobre madera policromada. Ambas son del siglo XVIII.

la Ermita de la Caridad (S. XVI) Ruinas de una ermita abandonada en la que sólo quedan los arcos fermeres de la bóveda de la nave, según recuerdan los lugareños el solado era de lonchas de granito.

Ermita de portera: Iglesia visigoda, reconstruida posteriormente en el siglo XV, ubicada al Sur en el camino de Zorita.

El rollo: En la actualidad se encuentra ubicado en el centro de la Plaza Mayor, debido a que fue trasladado de su emplazamiento original a las afueras del pueblo. Su construcción data de a finales del siglo XVI, cuando el lugar adquiere el rango de villa.

El pontón: Pequeño puente construido en mampostería de pizarra. Es de doble rampa con dos ojos de medio punto. Los pretiles se conservan prácticamente enteros. Las rampas son de longitud desigual.

Pozo de la retuerta: Se trata de un pozo con brocal cuadrado, realizado con piezas prismáticas, colocando grapas de acero forjado en las uniones de una con otras..

Historia

En sus alrededores, existen restos de los castros vetones de Valdeagudo, Castillejos, Hoyas y Castrejón. Este pueblo prerromano es un pueblo ganadero que edifica sus poblados sobre cerros para dominar las vías naturales que controlan el comercio del hierro procedente de las Villuercas.  El poblamiento de los castros se desarrolla desde el siglo IV a. de Cristo hasta que, a partir del año 35 a. de Cristo, van siendo abandonados, a partir de esta fecha la romanización fue lenta y progresiva. Se creará un nuevo tipo de hábitat en el valle, la villa romana.  Tras la reconquista las tierras de Garciaz pasaron a manos de los caballeros.

De notable importancia es el pergamino perteneciente al s. XVI; en él se recoge la concesión a Garciaz por el Rey Felipe II del título de Muy Ilustre Villa el 4 de abril de 1566.
Este título concedió a los alcaldes poder usar y ejercer jurisdicción civil y criminal en Garciaz, en sus términos y dehesas.  Durante este siglo XVI, Garciaz se convierte en un lugar de veraneo de los nobles trujillanos; muestra de ello son los escudos, aún existentes en las casas del pueblo.

El rollo o picota, que actualmente se encuentra ubicado en el centro de la plaza del pueblo, fue construido en 1.565 mediante grandes bloques de granito.

Garciaz cuenta con un blasón de armas, perteneciente al reinado de Alfonso XIII de Borbón, de 1.906.

Según informe de la Real Academia de la Historia, en sesión del día 2 de Mayo de 1969, aceptado por la Corporación municipal, en sesión de 26 de julio de 1969 y aprobado por el Ministerio de la Gobernación, el 17 de septiembre del mismo año, el escudo de armas sufre una importante modificación: “La supresión de la celada de acero bruñido con el penacho de plumas por la corona Real.

El siglo XIX está marcado por las luchas sociales, ya que en los años comprendidos entre 1.835 y 1.848, ambos incluidos, se producen asaltos al pueblo por parte de pequeñas partidas armadas.

La guerra civil es un periodo que marcó las vidas de muchas personas, es una etapa muy sangrienta y dura para los garcieños. Garciaz se convirtió en un pueblo castigado severamente en los primeros meses de contienda. Concretamente, el 10 de agosto tuvo lugar el primer suceso donde varias personas perdieron la vida. Los sucesos continuaron en la tarde del 12 de septiembre, en que fueron fusilados gran número de personas. Los fusilamientos se sucedieron durante todo el mes de septiembre. A partir del mes de octubre, descendieron considerablemente aunque continuaron produciéndose fusilamientos aislados. Aproximadamente medio centenar de víctimas perdieron la vida como consecuencia de estos acontecimientos.
Para rememorar estos hechos y tener siempre presente a los caídos en la guerra civil se levanta la Cruz de los Caídos, situada en la Avda. de la Glorieta.

Festividad

Carnavales: Pasacalles amenizado por una charanga, que recorre las principales calles del pueblo y finaliza en la plaza para dar paso al concurso de disfraces.

Semana Santa.

La cruz de mayo: Fiesta religiosa basada en la novena en honor al Cristo de la Salud; actualmente se celebra el primer domingo de mayo, al Cristo Bendito de la Salud, los habitantes del pueblo de Garciaz le tiene gran devoción y mucha fe.
San Juan: La noche de San Juan, a las 00:00 horas, se realiza en la plaza del pueblo una hoguera donde todo el que lo desee escribe en un papel los deseos para el año siguiente y quemar los pasados, A todos los asistentes se los obsequia con sangría.


Santiago Apóstol:
Esta festividad se celebra el 25 de julio, patrón de Garciaz.
Los días 23, 24 y 25 de julio se celebran las fiestas del pueblo con honor al patrón Santiago Apóstol. Durante estos días, se realizan diversos juegos para los más pequeños, el tren recorre las principales calles del pueblo y el cañón de espuma para grandes y pequeños. Por la tarde Festejos taurinos y por la noche verbena. Además a las 7:00 horas del sábado se celebra la vaquilla del aguardiente.

Fiestas de la Virgen del Rosario:
Se realiza el Rosario de la Aurora, en honor a la Virgen del Rosario, comienza a las siete de la manaña. Se realiza una comida de Hermandad en el recinto de la piscina municipal para todos los vecinos del pueblo y aquellas personas que quieran pasar un día en compañía de los garcieños.

El día de todos los santos: El día 1 de Noviembre, se celebra el día del Calvote, es tradición irse al campo a asar las castañas.

Traje Típico

El traje de fiesta de la mujer, está compuesto por:

Ropa interior (enaguas, pololos y medias blancas caladas), camisa blanca, corpiño de terciopelo de color negro con cintas rojas. Refajo de paño a mano, faltriquera bordado a mano. El pelo recogido en un moño, adornado con horquillas doradas o peinetas, los pendientes son de relámpago y al cuello una cinta negra con galápago o una venera.

En el caso del hombre, el traje de fiesta lo forman:

Pantalón corto y chaleco de paño negro, camisa blanca, fajín rojo, medias blancas caladas, tapando las medias se ponen los equines.

El traje de faena para la mujer:

Consta de pollera o falda larga tejida de lana, camisa oscura (lisa o estampada), medias de rallas, sombrero de paja, alpargatas, mandil deshilado  con puntillas de bolillos.

Web creada con ayuda de