VILLAMESIAS

 

Villamesías es una localidad perteneciente a la provincia de Cáceres; se sitúa al sur de la misma. Dista 72 Km. de la capital extremeña (Mérida), y unos 50 Km. de Cáceres.
Se ubica entre la ladera sur de la sierra de Montánchez-Santa Cruz y las Vegas Altas del Guadiana. Extensión de 47Km2, 39º 14’ Norte, de Latitud y una Longitud de 5º 52’ Oeste

El acceso principal a esta localidad  se realiza a través de la E-90/A-5, salida 281. A su vez, cuenta con carreteras locales, como es la de Abertura-Villamesías-Almoharín.

Por otra parte, la distancia desde Miajadas a esta localidad es de 12 Km. tiempo aproximado de 14 minutos.

Desde Miajadas, primero tomando la Ex – 379 y luego por la carretera de Miajadas-Trujillo se accede a la E-90/ A-5 dirección Madrid, hasta la salida 281, hacia Villamesías. Por último, desde la carretera Badajoz-Madrid, se llega a Villamesías. Asimismo, Trujillo dista de esta población 27,2 Km., alrededor de 22 minutos. Por la N-521, continuamos por la Carretera de Alcántara-Trujillo, para incorporarse a la E-90/A-5, dirección Badajoz. Posteriormente, se toma la salida 277, hacia Villamesías.

Villamesías se sitúa al sur de la provincia de Cáceres, en una zona tradicionalmente pantanosa. Su término municipal está bañado por los ríos Búrdalo y Burdalillo, y por los arroyos del Sancharrascal, el de las Canchalejas, el arroyo de los Pillones, el de Aguas Viejas y el arroyo de la Plata. Su formación vegetal viene determinada por la encina, el alcornoque y el matorral.

Su clima es continental, es decir, veranos muy cálidos, con temperaturas medias alrededor de los 25º y unos inviernos no demasiado rigurosos, con temperaturas que rondan los 16º. Con  precipitaciones que se sitúan entre los 500 y 600 mm por año.

El término municipal presenta un aspecto desigual; por su lado oeste recorren las estribaciones de la Sierra de Montánchez, el resto presenta las características propias de la penillanura trujillano – cacereña.

Patrimonio arquitectónico

Iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán (s. XV- XVIII): Se funden claramente dos épocas de construcción: la nave es más antigua, de comienzos del siglo XVI, y la cabecera es barroca, con terminaciones en cúpula en cuyo anillo está la siguiente inscripción: acabose año 1.755.

La Torre es cuadrada de un solo cuerpo de mampostería, con sillares en esquinas, una vano de medio punto por cada lado de la cornisa de cantería, remate en capitel piramidal de ladrillo.

Se conserva un interesante púlpito gótico, con atractiva cabra, con columnillas de arquillos ciegos y lóbulos. El retablo mayor es neoclásico del siglo XIX. Destacan las tallas barrocas de Santo Domingo de Guzmán, talla de San Pedro a los lados dos santos sobre columna con base y Cristo con la cruz a cuestas y un sagrario con relieves platerescos, de cantería entre pilastras y casetones, con tímpano semicircular en la sacristía.

 Antigua Casa de la Inquisición: En la fachada destaca la entrada bajo un porche abierto, de granito de medio punto. Dos sólidos pilares de sillería sobre los que se apoya una terraza con balaustres de cantería, cuyo centro preside el escudo de armas de los Mexías, escudo de la Inquisición.

La puerta de acceso a la vivienda es de arco escarzano en cantería con impostas.

Sobre el tejado una gran chimenea con el mismo escudo esgrafiado, aunque apenas ilegible.

Las Cabellas: En el siglo XV – XVI había un edificio o edificios hoy totalmente arruinados que conservan parte de los muros, en tapial o mampostería de pizarra, y varios arcos de cantería son de medio punto. Entre esos edificios antiguamente había una posada.

Encontramos las impostas decoradas con diferentes motivos, entre otros algunos vegetales

Lápida romana: presente en el umbral de una casa puede apreciarse esta lápida romana, que representa el voto de un soldado.

Molinos Artesanos: Se trata de los antiguos molinos de moler el grano, que eran utilizados por todo el pueblo.

Cañada Mariagua: Lugar en el que abrevaba el ganado desde hace siglos, en esta Cañada se establecieron los primeros hornos para la fabricación de adobes. Se produjo la batalla conocida como “La emboscada de Villamesías”, en la Guerra Civil.
Hoy se ha convertido en un lugar de paseo y recreo.

Puente Romano sobre el río Búrdalo: Uno de los puentes por los que transcurre el Río Búrdalo a lo largo de esta localidad, y que se encuentran en un buen estado de conservación. De hecho, uno de los primeros nombres que recibió el pueblo fue “Villa de los Quince Puentes.

Historia

Villamesias, al igual que muchos pueblos de Extremadura, es una tierra por la que pasaron diferentes civilizaciones, (tartesios, celtas, romanos, visigodos y árabes) que enriquecieron el patrimonio artístico de esta localidad. Se podría haber llamado esta Villa la “Villa de los Quince Puentes”, ya que existen restos de los quince puentes en este término, ubicados en los diferentes ríos y arroyos que atraviesan esta localidad. Fue aldea de Trujillo, situada a las orillas del Búrdalo, tomó al principio la denominación de este río. En los Archivos de la Iglesia nos encontramos: “El treinta de enero de 1690, se cobró la limosna que había de testamento y capellanía de excusa en esta Villa de Búrdalo…En 1634 el Rey Felipe IV vendió la Villa de Búrdalo a D. Alonso de Messía de Prado, Caballero de la Orden de Santiago, oriundo de Trujillo y vecino de la ciudad de Mérida, desde cuya fecha es villa de señorío, cambiando su nombre por el de Villa de Messía”. Con el paso de los años, Villa de Villamessia, hasta llegar al nombre que tiene en la actualidad. Fue también señorío de los Condes de Corbos, concedido por Fernando VI, el cuatro de julio de 1752 a D. Baltasar Mesia y de Vargas. En 1769 el señor de la villa D. Domingo Gil Bravo.
Años después, pasó a ser Señorío de los Bulnes, hasta 1837, año en que se abolieron los señoríos en España. Aún se conserva el escudo de esta familia en la fachada de la casa donde habitaban.

Su Iglesia, Santo Domingo de Guzmán fue destruida en dos ocasiones, una por los franceses, y otra en la Guerra Civil.

Su destrucción total fue en la Guerra de la Independencia, del retablo principal sólo quedan parte en la Sacristía, tampoco quedan indicios de la Capilla que tenía esta Iglesia, estuvo muchos años sin poder ser reconstruida; y el 2 de agosto de 1936 fue quemada en su totalidad, cayéndose hasta la cúpula, que posteriormente fue restaurada.

Festividad

Entre las fiestas patronales podemos destacar las siguientes:

  • Santo Domingo de Guzmán, que se celebra el 4 de agosto.
  • Santo Dominguín, el 5 de agosto.
  • Día del Cristo, se celebra el día 14 de septiembre.
  • Virgen del Rosario, se celebra el primer domingo de octubre.
  • Todos los Santos, el día 1 de Noviembre.

Entre otras fiestas típicas de esta localidad encontramos;

Carnaval: Es relevante la creación de los muñecos peleles que representan lo negativo o cambiante de la sociedad y que son quemados para espantar el mal o quemar los malos augurios (tiznotes y jurramachos).

 Lunes de Pascua: Desde hace siglos, el lunes de pascua se hace la romería en el Cruce de la Mejorada. Esta costumbre comenzó hace muchos años, ya que en este día se llevaba a cabo una procesión que partía de Villamesías hasta el Cruce donde estaba situada la Ermita de San Pedro (ya no existen restos), zona que era conocida como Dehesa de San Pedro. Esta festividad se comparte con las localidades de Puerto de Santa Cruz, Abertura y Campolugar.

Día de los Productos Silvestres. Se celebra el Sábado Santo, conocida esta celebración como “Día del Espárrago”. Este día comenzó sólo como agradecimiento a las personas que tuvieron que emigrar y que visitan esta localidad coincidiendo con Semana Santa.

Este día se inicia con una ruta para recoger los productos. Más tarde, en la Plaza, se realiza un concurso de degustación de platos realizados con estos productos, así como un concurso de vinos de pitarra. Para terminar, una degustación de sopa de espárragos y arroz con espárragos.

Las Candelas (2 de febrero): Festividad de gran interés; se lleva celebrando durante siglos, aunque en los últimos años se había perdido, se ha vuelto a recuperar. Según la tradición, se saca a la Virgen en procesión con una vela encendida, si ésta se apaga, significa que será un mal año, si  por el contrario, permanece encendida, el año será próspero para todos.

Traje Típico

El primer traje típico del pueblo fue el tartán, hecho de lana, normalmente en cuadros blancos y negros.

Después, se empezaron a hacer los refajos con rayas horizontales o verticales y hoy día, el refajo que se utiliza es la pollera que incorpora  rosas bordadas en lana.

El traje se completa con zapatillas blancas, medias caladas, pololos, refajos teñidos en colores, corpiño con blusón blanco, pañuelo de cien colores, mandil y faltriquera.

Los refajos utilizados son bordados en lanas con flores de colores.

Web creada con ayuda de