ZORITA

 

El término de Zorita pertenece a la comarca de la Penillanura Trujillano-Cacereña. Situada en los umbrales de la Sierra de Guadalupe. Se localiza latitud 39º 17’ 12’’ N, Longitud 5º 41’ 86’’ O.

Para llegar a Zorita, se accede desde la Autovía de Extremadura (E-90/A-5), o desde cualquiera de las siguientes carreteras:

  • Plasencia – Zorita – EX208
  • Miajadas – Guadalupe – EX102
  • Zorita – Madrigalejo – EX378

A su vez, cuenta con la carretera local, Zorita – Logrosán – Madrigalejo.

Desde Trujillo, la distancia a Zorita es de 27,7 Km., tiempo estimado es de 28 minutos. Se accede desde la Carretera N-521 a la Ex – 208, que finalmente llega a Zorita. Por otra parte, De Miajadas le separan 24,2 Km. 26 minutos, aproximadamente. Por la Ex -102.

El  relieve de esta localidad presenta fuertes contrastes; a poniente, lo componen suaves ondulaciones, donde los cereales y el monte de encina predominan el paisaje. Al norte, presenta las ultimas estribaciones de los Montes de Toledo, siendo el Monte de La Peña y el de la Cabeza de Águila sus más claros exponentes. Casi el 20% del territorio de su término tiene una altitud media de 700 m. La población está situada al abrigo de la accidentada topografía norteña. Algunas superficies están cubiertas de grandes rocas ígneas. Por otra parte, los cursos fluviales los componen pequeños arroyos que dirigen sus torrentes, cuando hay fuertes lluvias, al río Ruecas afluente del Guadiana. En uno de ellos se ha construido una presa de grandes proporciones llamada Sierra Brava.

El clima es de tipo mediterráneo con rasgos continentales. Los veranos son muy calurosos y secos, con una temperatura cuyo promedio supera los 25ºC, y los inviernos son suaves, con una temperatura media de unos 6ºC en el mes de enero. Las precipitaciones oscilan entre los 400 y los 600 mm anuales.

Patrimonio arquitectónico

Iglesia Parroquial San Pablo: Construcción renacentista, de mampostería irregular. Se accede al interior por medio de dos portadas, una ojival con alfiz y otra, de los pies, de medio punto. Adosada a la misma, se encuentra la torre y el baptisterio con cubierta de crucería. El interior se articula en dos naves con cinco tramos cubiertos con bóveda de cañón con lunetas, separadas por cascos apuntados, apoyados en pilares adosadas. El coro se eleva a los pies, bajo bóveda de cañón con lunetas. El retablo mayor ha desaparecido, aunque se conservan algunas esculturas barrocas procedentes del mismo.

 Ermita de Fuente Santa: Edificio de nave única con dos tramos cubiertos con bóveda de aristas y de horno en el altar mayor, en donde se venera la imagen de Ntra. Sr. De Fuentesanta, patrona de Zorita. Dispone de camarín cubierto con bóveda octogonal de paños, cuyo cuerpo se individualiza claramente en el exterior del edificio. La puerta de los pies es apuntada, doblada con un par de banquetones por lado. Al exterior, el camarín tiene cornisa de ladrillo y linterna circular en dos cuerpos y remate tronco piramidal con bola. En el interior, encontramos una especie de coro sobre el pórtico con techumbre moderna y galería con arcos de medio punto, un pilar y dos pilastras. Púlpito de cantería, con apoyo moldurado, estrías en su parte central y hojas de acanto en la línea superior. Puerta de acceso al camarín y a la sacristía con moldura conopial. Reja con adornos vegetales y volutas que separan la cabecera de la nave. Al lado de la ermita, se encuentra “El Templete de la Fuente Santa”, pequeña edificación de planta cuadrangular y contrafuertes en las esquinas. De mampostería irregular en muros y sillares en arcas, contrafuertes, balaustrada y cornisa. Tiene cubierta con bóveda de aristas. En sus cuatro lados arcos apuntados y con balaustrada en su inferior. Se cubre con tejado a cuatro aguas sobre una cornisa de cantería, tiene adosada una pequeña fuente bajo una venera moldurada.

 Portón de Levosilla: Pequeño puente de camino con los muros y pretiles de mampostería de pizarra vista. Tiene tres ojos de bóveda de cañón en ladrillo, sus extremos están adintelados en cantería, el central (aguas arriba) sostenido por un pilar circular de cantería. El puente forma parte del conjunto del talud del camino, por lo que los pretiles se alargan bastante más que la longitud del puente propiamente dicho. A la izquierda, aguas arriba, tiene un aliviadero más pequeño también con dintel.

 Antigua alhóndiga: Edificio con muros de mampostería en mal estado con sillares en la esquina. En la fachada lateral, tiene una puerta con jambas y dintel monolíticos, ventanas de cantería y de remate en la esquina un reloj de sol de cantería.

Templete: Del siglo XVII, se trata de una pequeña edificación de planta cuadrangular y contrafuertes en las esquinas. Muestra en sus cuatro lados arcos apuntados y balaustres en la inferior.

Cerramiento a dos aguas que lleva adosada una fuente acogida en el interior de una venera.

Reloj solar.

Cartela: Del año 1822, entre dos ventanas, en la parte alta de una casa encontramos esta inscripción “ESTA ASA I O BRA HIZO GUAN LOROS. CRIVANO 182.

Historia

La población remonta sus orígenes poblacionales a épica romana. Fue  antiguo asentamiento romano, testigo de ello son las inscripciones localizadas en diversas zonas de su término municipal y ponen  de manifiesto la existencia de asentamientos rurales romanos. Fue ya en 1635 cuando Felipe IV concedió el privilegio de Villazgo al lugar de Zorita, separándose así de la Ciudad de Trujillo.

Concedido en 1635, el rey D. Felipe IV, da el privilegio de villazgo a Zorita. Posteriormente, en la Guerra Civil, y con la desidia de los regidores del municipio, terminó por destruir dichos archivos y la casa consistorial. Después, se anuló el privilegio de Villazgo debido a que Zorita no pudo pagar a la corona 30.000 ducados. En la dehesa “Huerta Vieja”, aparecieron hace 30 años vestigios romanos. Aquí mismo, existe una especie de dolmen. Han desaparecido dos cruces “Los Misioneros” y  “Cruz del Romero”. En la calle real, existe un edificio, hoy destinado a vivienda particular, conocida como casa de la “Tía Solapana”. Se supone que esta edificación estuvo destinada en su día a las actividades de la Inquisición. Aún existen algunos escudos, en viejos edificios y en el barrio conocido como “El Boleo”, algunas portadas de cantería, que ponen de manifiesto el origen romano.

Festividad

Entre las fiestas típicas de esta localidad encontramos:

Fiestas de “La Velá” (15, 16 y 17 de Agosto): su nombre de “velá” viene de permanecer toda la noche sin dormir, es decir, en vela.

Fiestas de “San Pablo” (25 de Enero): patrón del pueblo y fiesta recuperada desde hace poco tiempo.

Romería de San Blas (3 de Enero): con romería a la ermita de Fuente Santa

 Romería del Lunes de Pascua: se celebra en la ermita de Fuente Santa, donde la sacan en procesión por los alrededores. La gente está allí durante todo el día, llevándose la comida de casa para reunirse en familia y comer todos juntos. Hay una orquesta para amenizar el día de romería

Romería del Día de la Madre: (Primer domingo de mayo): se celebra en la ermita de Fuente Santa, donde la sacan en procesión por los alrededores.

Carnavales: Se hace un pasacalle como en todos los pueblos de la comarca, donde la gente se disfraza.

Traje Típico

Zapato negro, medias caladas blancas, la camisa de hilo blanca y corpiño negro son algunas se las piezas que componen el traje típico de esta zona para las señoras. A su vez,  está también  el jubón, que es negro con adornos de lentejuelas.

El refajo suele ser de paño picado y los colores el amarillo, rojo o verde. La faltriquera y el mandil negro. Los mantones y pañuelos de cien colores. Peinado de moño. Aderezo de tradición orfebre, gargantilla, colgantes de galápago.

En el caso de los caballeros el calzado son botas de media caña, de piel negra. La polaina de cuero natural. Medias blancas. Camisa de lino con amplia pechera. Faja tejida en rojo o negro. Chaleco de paño, pana o terciopelo. Chaqueta negra. Chambra amplia, capa negra. Como complementos: pañuelo al cuello, sombrero de paja o de fieltro negro.

Web creada con ayuda de