Foto 1

Consiste en un homenaje a esos trabajadores del picón que como el que estamos viendo, además de cortar las encinas para su conservación de los encinares, hacer leña para estufas, chimeneas, etc, sirve para con el resto de las ramas más pequeñas, hacer el picón de toda la vida, que nos ha calentado junto con nuestros padres y abuelos en toda esta comarca. Aún hay gente que lo usan pero las menos. Vemos que después de quemar las taramas y abrir la piconera para que se enfríe, el señor que vemos se pone sucio pero sucio debido al polvo que este material suelta al ser quemado

Imagen de Manuel Martín Martín de Trujillo