***INTRODUCCIÓN***

Foto de  Ruta 'Garciaz Natural' (Sierra de Garciaz,Cáceres)

Garciaz es uno de los enclaves más bellos de la comarca debido a su biodiversidad.

Se localiza entre las elevaciones de las Villuercas y la penillanura Trujillana. Destaca su patrimonio cultural y principalmente su naturaleza exuberante.

A lo largo de la ruta seremos testigos de esta belleza, admirando bellos bosques de castaños, robles melojos y pinares.

Desde el vértice geodésico (Pico Venero) tendremos una vista inmejorable del entorno, divisando varias poblaciones y pantanos. Es sin duda un paisaje que te atrapará.

***FICHA TÉCNICA***

-Distancia total: 18,5 Km

-Tipo de marcha: Circular

-Duración: 5 horas (sin paradas)

-Desnivel: 448 metros -Dificultad: Baja

-Fecha de realización: 2-VI-2007

-Época recomendada: Todas

-Medio de Locomoción: Senderismo,Bicicleta,Caballo

-Agua potable: Una fuente, pero abastecerse en poblaciones

-Observaciones:

Señalización Homologada de PR (blanca y amarilla) desde 2009 -Como llegar:

Desde Trujillo: Acceso a través de la Ex208 hasta Conquista de la Sierra, tomando la carretera local hacia Garciaz.

Desde Miajadas: Acceso a través de la Ex102 hasta Zorita, sigue por la Ex208 hasta Conquista de la Sierra y toma la carretera local hacia Garciaz.

Desde Madrid: Acceso a través de la Autovía N-V hasta llegar a Trujillo, tomar la Ex208 hasta Conquista de la Sierra, donde tomaremos la carretera local hasta Garciaz.

-Cartografía: MTN 1.50000 Hoja 706

-Entidad promotora: Asociación para el desarrollo integral de la comarca Miajadas – Trujillo (ADICOMT)

-Creador: Eduardo Pavón Jaraíz

***DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO***

Comenzamos la ruta en la Plaza Mayor, viendo en el centro La Picota o Rollo Jurisdiccional; si nos fijamos en una de las fachadas vemos un escudo heráldico.

Vamos en dirección hacia la Ermita de la Caridad, que con suerte la encontraremos abierta.

Continuamos hacia la Iglesia de Santiago Apóstol, en el punto más alto de la población. En la fachada de un caserón a la izquierda aparece otro escudo heráldico y comenzamos a descender hasta salir de Garciaz por una calzada empedrada.

Vemos pequeñas parcelas de olivo y a lo lejos vemos la sierra de Garciaz; si miramos atrás vemos la Iglesia coronando el pueblo.

Llegamos a un puente pequeño que pasa por encima de un arroyo. A la derecha un robledal muy bonito y empezamos a subir una pequeña cuesta dejando una pequeña fuente a la derecha.

Hemos dejado un cruce tomando un camino a la derecha y vamos por una senda en la que vemos un fuerte desnivel a la izquierda. Seguimos viendo robles y algunos olivos.

Dejamos un pequeño cobertizo a la izquierda y seguimos por el robledal. Vemos los primeros castaños de la ruta y pasamos por debajo de un roble. A la izquierda aparecen cerezos.

Tras una ligera subida transitamos por un trozo de sendero llano.

Continuamos y el camino se bifurca tomando el camino de la izquierda siguiendo una cuesta empinada, vamos caminando por el Collado de Juan Serrano y vemos un pequeño pinar.

Seguimos ascendiendo poco a poco por una pendiente suave.

Seguimos recto dejando un camino a la derecha. Castaños exuberantes combinados con el pino y el roble melojo.

Vista a la izquierda de Garciaz. El robledal se hace más denso y vamos a llegar a una curva donde vemos como el robledal se espesa.

Llegamos hasta el Pantano de Maruelos, subiendo por el camino de la derecha muy empinado, subimos y podemos caminar por la presa. Las inmediaciones son frecuentadas por fauna silvestre, que suele ir a beber. También vemos algunos árboles frutales. Enfrente de la presa, el bosque se espesa muchísimo y podemos diferenciar perfectamente el castaño del roble por el color intenso de su hoja, siendo mas llamativa la del castaño y mas oscura la del roble.

Seguimos caminando por la presa, la pasamos y tenemos una bonita vista del pueblo a la izquierda; el camino se bifurca y en vez de seguir recto tomamos el de la derecha.

El sendero se vuelve a bifurcar pero da igual tomar uno u otro, llegamos a una casa y adelante tenemos otra casa a la derecha. Si miramos atrás tenemos Garciaz de nuevo.

Hemos hecho un cambio brusco, por una senda empinada, dejando una casa con una cochera a la derecha.

Transitamos por una pequeña rampa a la sombra del roble y vemos helechos, lo que indica que una zona de umbría debido al espeso follaje.

Llegamos al Castañar, donde encontramos un bonito sendero y algunos castaños con grandes troncos. Hay muchísima sombra. Esta parte de la ruta es especialmente bonita. Seguimos caminando y llegamos hasta un gran castaño con un tronco impresionante.

Continuamos hasta llegar a un cruce, que supone el fin de este bello castañar, y en el que haremos un cambio de sentido brusco hacia la izquierda, para continuar la ascensión.

Atravesamos un cortafuego hasta ir a parar a otro camino, giramos a la izquierda y posteriormente tomaremos la primera desviación hacia la derecha.

Llegamos a otro cruce en el que seguiremos a la izquierda, la pendiente es muy fuerte y en medio kilómetro llegamos al vértice geodésico, que hará las labores de mirador.

Este punto es el mas alto de la ruta, nos encontramos a 1128 metros, y desde lo alto del vértice divisamos una panorámica sensacional; nuestra vista se pierde en la lejanía divisando varios pueblos y dos pantanos, entre ellos el de Sierra Brava.

Retrocedemos unos pasos atrás para coger el sendero que sale a mano derecha algo mas asalvajado que los anteriores, pero transitable por los vehículos.

Seguiremos hasta llegar a otro cruce en el que giraremos a la derecha y posteriormente un giro brusco a la izquierda, unos metros adelante tomamos el caminito de la izquierda hasta llegar a las Charca Vieja, rodeada de Castaños alineados.

Una vez visitada, retomamos hasta llegar al castañar donde tomaremos la dirección izquierda, este sitio es ideal para comer por la abundante sombra.

Salimos del castañar y seguiremos por el camino hasta llegar a un cruce de 5 caminos, siguiendo el de nuestra dirección (el de la izquierda, es el más recto).

Seguiremos por el camino principal, dejamos una cancilla a la derecha y pasamos por encima de un paso canadiense. Estamos descendiendo continuamente por un robledal.

Continuamos por un sendero que desciende paulatinamente, llegamos a un cruce en el que seguimos recto despreciando el resto de las direcciones.

Siguiendo este sendero vemos a la derecha las impresionante vistas de las Villuercas y especialmente el pico Villuercas, con su base militar coronándolo, por esta pista abunda la Jara.

Continuamos recto y despreciando el sendero de la derecha y seguimos por una canadiense; andamos unos metros hasta llegar a un cruce tomando el camino de la derecha.

Seguimos recto sin tomar el desvio de la derecha, el sendero es algo espeso, con mucho arbusto, retama, jara, cantueso. Vemos un Madroño.

Continuamos recto dejando un desvio a la derecha.

Por esta zona es fácil el avistamiento de rapaces, ya que suelen nidificar en Cabañas del Castillo y vienen a comer por estos lares.

Si miramos atrás vemos una buena vista de por donde hemos venido, viendo el bosque que hemos atravesado y el pantano Maruelos.

Volvemos a ver de nuevo las zonas adehesada, por un sendero bastante pelado, en el que solo hay pastos y algún que otro árbol. Volvemos a ver Garciaz a la izquierda con una buena vista.

Pasamos un chalet con forma de chozo, seguimos la pista principal.

Llegamos hasta la carretera y al momento nos metemos por el primer camino que vemos a la izquierda, y que hará una línea recta hasta el municipio. Es importante que estemos atentos y tomar este desvío, ya que si no daremos muchas vueltas por la carretera. Tras un descenso prologando, a la derecha vemos la cantera y donde si hay llovido recientemente apreciamos una bonita cascada.

Nuestro siguiente destino es la Ermita de la Concepción donde admiramos su esgrafiado. Tenemos una vista muy bella de la población.

En las proximidades del pueblo de nuevo vemos pequeños huertos.

Tras pasar el puente entramos por la calle Garciaz, adelante tenemos el ayuntamiento y llegamos a la plaza. Este camino se llama Cuerda de Martín Herrero y posteriormente Cuerda de las Viñas. Seguiremos nuestro camino hasta llegar al lugar de salida, pasando por delante del Ayuntamiento.

***PATRIMONIO NATURAL***

El término que mejor define esta población es biodiversidad, ya que el paisaje cambia en muy pocos kilómetros radicalmente.

En la parte llana del municipio entontramos vegetación típica de montes bajos, donde encontramos dehesas de encinas, alcornoques y retamas.

Por otra parte, en las zonas más elevadas, encontramos masas forestales de especies como el Castaño, el Pino, o el Roble; siendo éste uno de los pocos sitios de la comarca donde encontramos estas especies. También abunda la jara y otros matorrales. El agua también es protagonista, ya que el pueblo está bordeado por el río Garciaz. Destaca el pantano Maruelos, de donde se abastece la población, y existen varias charcas a lo largo del territorio.

Garciaz es un lugar ideal para venir en cualquier época del año, ya que el entorno es de gran calidad y no te dejará indiferente.

En invierno la dehesa nos sorprende con su color verde y los arroyos corren con fuerza. En primavera sentiremos la explosión de la naturaleza, y el sol nos alumbrará mientras paseamos por bosques verdes de espeso follaje.

En verano disfrutaremos de una temperatura agradable dentro de los bosques, debido al microclima que se produce.

En otoño el paisaje se tiñe de ocre y caminaremos sobre alfombras de hojas de castaño, mientras la niebla sobre los bosques nos hace sentir que estamos en un lugar mágico.

***ALOJAMIENTOS***

Por motivos de limitación de caracteres no podemos añadir alojamientos en esta sección.

Si quiere ver el listado completo de los mejores alomientos de la comarca (muy recomendables), vea cualquiera de las rutas creadas por el “GAL Adicomt”.

Como por ejemplo esta:

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=104077